Recetas y Blog

Bodegon

Sopa de alcachofas con boniato y remolacha crujientes

Sopa de alcachofas con boniato y remolacha crujientes

Si os gustan las alcachofas, ahora que están en plena temporada, esta sopa os va a resultar deliciosa. La podéis acompañar con unos crujientes de boniato y remolacha para darle un contraste de sabor y textura. Preparados al horno son más saludables que fritos y más fáciles de preparar. Y si tenéis niños en casa, les van a encantar.  

Ingredientes: 

  • Puerros 
  • 1/2 kilo de alcachofas
  • 500 ml. de caldo de cocción de las alcachofas
  • 150 ml. de leche (también puedes utilizar nata), 
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal
  • 1 boniato
  • 1 remolacha

Elaboración:

Para los crujientes de boniato y remolacha al horno

  1. Le quitamos los extremos al boniato y la parte del tallo y las raices a la remolacha y los lavamos muy bien, frotándo con un cepillo para que la piel quede completamente limpia sin restos de tierra. 
  2. Precalentamos el horno a 180º y ponemos una o dos bandejas con papel de horno. 
  3. Sin pelar los cortamos en rodajas finas con ayuda de una mandolina. Las ponemos en una fuente y les añadimos un poco de aceite y sal. Las extendemos en la fuente del horno por separado pues tienen distinto tiempo de cocción. Es importante estar atentos pues los boniatos pueden pasar de estar casi hechos a quemarse en un par de minutos. 

Para la crema

  1. Retiramos las primeras hojas de las alcachofas, cortamos los tallos y los pélalos. Ponemos agua suficiente en una olla para cubrir las alcachofas y las cocemos junto con los tallos hasta que estén tiernas. Si nos gustan más las cremas que las sopas, podemos añadirle una patata mediana pelada para que se cueza con las alcachofas y añadirla después. 
  2. Reservamos el caldo y escurrimos las alcachofas. Una vez frias retiramos las partes duras que queden de las hojas una vez frias. 
  3. En otra olla con un poco de aceite de oliva virgen extra, pocha los puerros, sólo la parte blanca que habremos pelado y cortado bien fino. Los hacemos a fuego lento para que no tomen color. Una vez estén bien pochados, añadimos las alcachofas y las rehogamos unos mintuos junto con los puerros hasta que empiecen empiece a tomar color y caramelizar. 
  4. Incorporamos el caldo de cocción, añadimos sal y llevamos a ebullución durante unos minutos. Retiramos del fuego y trituramos todos los ingredientes hasta obtener una crema fina y homogénea.
  5. Añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra o la leche o lanata líquida, según prefieras y quieras darle un sabor u otro o hacerla mas cremosa. Rectificaoms de sal y pimienta y volvemos a batir. 

Para servir, trocea los crujientes y reparte con una cucharada en cada plato encima de la sopa y adereza con un hilo de aceite de oliva virgen extra. 

COMENTARIOS (0)

Deja tu comentario

Oferta

 Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.  Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui Si continua navegando, consideramos que acepta su uso

 Desarrollado por:Núbice | www.nubice.com